jueves, 24 de abril de 2014

Rep. Dominicana: sentimiento antihaitiano es fruto de la dictadura de Leonidas Trujillo


El Tribunal Constitucional de República Dominicana eliminó la nacionalidad a más de 300 mil dominicanas y dominicanos sólo por tener padres o abuelos haitianos sin documentos de identidad. La sentencia viola el principio legal de no retroactividad y aspira aplicarse desde 1929.

El fallo judicial despertó una ola de protestas dentro y fuera de esa nación. Para conocer más los alcances de la sentencia, la Radio del Sur conversó con la periodista e intelectual dominicana Olaya Dotel @olayadotel. La entrevista se realizó en el programa Caribe Nuestro.



Olaya Dotel confirma que este decisión judicial es el resultado de una campaña xenofóbica contra los haitianos y sus descendientes. "Hay una política sistemática de sectores de poder, para que construyamos nuestra identidad nacional a partir de la negación del elemento haitiano, es decir, ellos promueven la idea que ser dominicano es lo opuesto a ser haitiano".

"Este sentimiento antihaitiano es fruto de los 31 años de dictadura de Leonidas Trujillo y se afianzó durante los 12 años de gobierno de Joaquin Balaguer. En esos años, la historia se reescribió exhaltando a Santana que es el héroe y responsable de la separación entre República Dominicana y Haití. Santana es el mismo que anexó la República Dominicana a España".

Durante el gobierno de Balaguer, se reescribió la historia colocando a Haití como el principal enemigo. "Esto ocurrió a pesar de que la última vez que hubo un ataque bélico de Haití a suelo dominicano fue en el año de 1856".

"Después de 1856, hemos tenido dos invasiones de EEUU y las pretenciones de varias potencias europeas de hacerse de nuestra provincia de Samaná e incluso de anexarnos a Francia". Sin embargo, no hay un sentimiento antiestadounidense o antifrancés en el imaginario dominicano, como sí lo hay contra los haitianos.

Olaya Dotel explica que ese sentimiento antihaitiano ha sido construido por una parte de la intelectualidad dominicana que transfirió la percepción negativa sobre los campesinos en el siglo XIX a los haitianos en el siglo XX.

"Si tú lees la historia del siglo XIX, los intelectuales dominicanos de esa época definían al campesino como portador de enfermedades, un ser incivilizado. Si te lees a Balaguer, plantea lo mismo sobre los migrantes haitianos".

Condena nacional e internacional

La ONU, Acnur, Unicef, el Caricom, Amnistía Internacional, la CIDH, todos estos organismos han condenado el fallo judicial que roba la nacionalidad a más de 300 mil dominicanas y dominicanos.

Una reciente escuesta de Gallup confirma que 7 de cada 10 dominicanos se opone a la sentencia y desea que se le entreguen sus documentos de identidad a los afectados por la decisión del tribunal.

Para Olaya Dotel "hay un amplio sector de la sociedad dominicana que sentimos que este fallo es violatorio de un derecho fundamental que es el derecho a la nacionalidad. Muchos medios de comunicación han censurado el fallo judicial que viola un principio básico que es la no retroactividad de la ley".

"Se ha creado un frente amplio de organizaciones en defensa de la nacionalidad de dominicanas y dominicanos, porque los afectados no son haitianos. Se trata de dominicanos. Estamos hablando de varias generaciones", aclara Dotel.

"Quiero ser enfática en esto. No se trata de un problema migratorio, es un problema de ciudadanía. Los afectados eran personas que ya tenían acta de nacimiento, que ya tenían su cédula y ahora les quieren borrar la nacionalidad".

¿Quiénes son los promotores de esta campaña xenofóbica contra los haitianos y sus descendientes?

Olaya Dotel confirma que se trata de grupos poderosos en el ámbito político, económico y religioso. "El lenguaje bélico antihiatiano viene de sectores de poder que se han enriquecido de la trata de personas. Los principales beneficiados de la mano de obra barata del inmigrante indocumentado e ilegal, han sido el gran empresariado dominicano del sector constructor y agrícola, así como los militares corruptos que se han hecho ricos en la frontera, pero ese tema no se toca".

En el ámbito político, "hay un sector vinculado al partido de gobierno, que en términos ideológicos está permeado por los sectores más conservadores del país, encarnados en el partido Fuerza Nacional Progresista, y son los que ejercen la mayor influencia en la política migratoria dominicana".

Algo llamativo es que la alta jerarquía católica dominicana se ha sumado a esta campaña xenofóbica y racista contra los haitianos y sus descendientes. Sin embargo, los sacerdotes católicos de base, y las iglesias cristianas han rechazado el fallo judicial que roba la nacionalidad de 300 mil dominicanas y dominicanos.

Olaya aclara que discurso xenofóbico ha calado solo en los sectores de poder, "porque en la frontera la convivenvia es pacífica. En términos generales la sociedad dominicana convive pacíficamente con los migrantes haitianos".

¿Es revertible esta sentencia?
Para Olaya Dotel, hay varias posibilidades. "Una es que el propio Tribunal Constitucional desande sus pasos, y en otros casos, empiece a resarcir esta situación emitiendo sentencias que reconozcan la nacionalidad de personas que ya eran dominicanas cuando surgió la nueva constitución del año 2010. Entonces puede ser que el Tribunal Constitucional, a través de otras sentencias, abra un camino para volver a la legalidad y la constitucionalidad. Por otro lado, hay otra propuesta para elaborar una ley de amnistía".

Arriba puedes escuchar la entrevista de Olaya Dotel, en la edición completa de Caribe Nuestro. También puedes seguirla por su cuenta de tuiter @olayadotel.

Publicar un comentario