jueves, 20 de septiembre de 2007

Feministas y sexodiversos presentan agenda para la Reforma

Jorge González Durand

En el marco de la Reforma Constitucional que actualmente se discute en la Asamblea Nacional, el Grupo S solicitó formalmente el derecho de palabra para presentar sus peticiones en este espacio. La solicitud se hizo el jueves 6 de septiembre y todavía no se ha recibido respuesta de la AN.

El Grupo S es un colectivo que agrupa a organizaciones vinculadas a la lucha feminista y por la diversidad sexual en el país y que ha construido desde febrero de este año una agenda de trabajo en conjunto para incluirla en la reforma constitucional. Lo integran Contranatura, Revista Matea, Mujer tenía que ser, Diverlex, Unión Afirmativa, Área de Estudios de a Mujer, FACES, UCV, y feministas independientes. Este es la primera iniciativa venezolana donde feministas y sexodiversas/os crean puentes y articulan esfuerzos para presentar una agenda en común.

El Grupo S pide que se incluyan en la constitución la prohibición expresa de discriminación basada en orientación sexual, identidad de género o expresión de género. Ecuador y Sudáfrica ya lo hicieron en sus textos constitucionales hace más de una década.

También se exige que el Estado reconozca el matrimonio entre personas del mismo sexo con todos los derechos que eso genera como la cobertura de la seguridad social, herencia, adopción, etc. Canadá, España, Reino Unido y otros países del mundo ya han legislado positivamente en la materia.

El Grupo S pide que se le reconozca el derecho a la identidad de las personas transgéneros; la asignación de una pensión al ama de casa equivalente a un salario mínimo y que sea retroactivo desde 2002 con rango constitucional; la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, entre otros puntos. Cuba y España tienen cuerpos legales vinculados a estos temas.

Reforma con agenda de género
Marianela Tovar, integrante del Grupo S, expresó que solicitaron un derecho de palabra en la Asamblea Nacional porque tienen la preocupación que dentro de la propuesta de Reforma Constitucional que ha adelantado el Presidente de la República en sus 33 artículos, muchas de las demandas históricas de las mujeres y los grupos de la sexodiversidad, no están incluidas.

“No queremos perder otra vez, como ocurrió en 1999, que se le dé rango constitucional a muchos de los derechos que tenemos y que están garantizados en muchos países y aquí pensamos que el Estado está en mora tanto con las mujeres como con los/as sexodiversos/as”, agregó Tovar.

María Centeno, integrante del Grupo S, expresó que desean introducir una agenda en favor de derechos de las feministas y los/as sexodiversos/as. “Entre los puntos que queremos que sean reformados en la constitución está nuestro derecho a la igualdad plena, el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, a que la participación política 50 y 50, sea una cosa real y no del papel, entre otros”.

Gabrielle Fueron, integrante del Grupo S, explicó que los temas vinculados a discriminación basada en orientación sexual, identidad de género o el sexo, son temas que nuestra sociedad no está tratando de manera seria. “Nosotros sentimos, independientemente de nuestras posturas políticas, que nuestra constitución debe tener incorporadas ciertas normas que garanticen que nuestros derechos sean respetados”.

“El derecho a no ser discriminados por tener una identidad de género o una preferencia sexual distinta a la que dicta la norma es uno de ellos, el derecho a poder decidir libremente sobre nuestros cuerpos es otra de ellas. Ambas son normas que en este momento no están reflejadas en la constitución y queremos que estén ahí, por eso estamos solicitando un derecho de palabra en la Asamblea Nacional porque es el espacio donde se están discutiendo los posibles cambios al texto constitucional”, dijo Gueron.

Diana Ovalles, integrante del Grupo S, expresó que buscan visibilizar estos temas, y que se incluya la agenda de las feministas y los sexodiversos/as en los puntos de la reforma, que actualmente está enfocada en el tema territorial, el económico. “El tema de género no está invisibilizado, sino está excluido, está fuera de toda discusión”.

Reuniones con Escarrá y Mundaraín
A finales de abril y principios de mayo el Grupo S se reunió con el diputado Carlos Escarrá, y con el Defensor del Pueblo, Germán Mundaraín. “Inicialmente ellos a puerta cerrada apoyaron la agenda y fueron muy receptivos, pero no sabíamos qué iba a pasar después de manera pública. Ya comprobamos que hay un discurso privado y al momento de hacer un apoyo público a nuestra agenda, pues no lo hay”.

“Inicialmente vimos que ellos se mostraron muy dispuestos a ayudarnos e incluso a defender nuestras propuestas, pero en definitiva cuando vimos la propuesta de reforma constitucional no vimos reflejado ese compromiso que habían hecho Escarra y Mundaraín”, agregó María Centeno.

“Desde el punto de vista político, cualquiera que sea, la reforma debería tomar en cuenta al resto de los excluidos, porque no solamente son las feministas y los sexodiversos también están los indígenas, los afrodescendientes. Allí hay varios temas que cada grupo le tocará empujar” comentó Ovalles.

Gueron concluye que estos temas tienen que ser elevados ante la opinión pública, e incluirlos en la agenda de los medios de comunicación “porque no se está discutiendo, no existimos, nuestra visibilidad no existe para el resto de la sociedad. Nosotros nos merecemos estos derechos y esto es una lucha por derechos humanos”.
Publicar un comentario