lunes, 5 de febrero de 2007

Historia de un terremoto

Cuando estaba en tercer año de la carrera, nuestra profesora de periodismo, Acianela Montes de Oca, organizó un foro por los derechos de los fumadores. La idea era conversar sobre el respeto al que piensa y actúa diferente. Tolerar a alguien que piensa como nosotros es sencillo. Asistieron Nestor Francia, Stefania Mosca, y dos más que no recuerdo.

La cosa fluyo sin contratiempos, vinieron las participaciones y en eso, César, un compañero de clase, trae a colación el tema de los homosexuales, y aceptar a los que piensan diferente y bla bla bla. Todo iba bien hasta que dijo: Bueno, como ahora que está de moda ser gay o tener un amigo que lo sea” ¡?

“…que está de moda ser gay”, mientras más lo repetía en mi mente, más rabia me daba. ¿Cómo es esa vaina que está de moda ser gay? ¿o sea que uno se mete a maricón porque es lo último, lo más in? Les confieso que me dio una arrechera de padre y señor nuestro.

Acianela nos pidió que escribiéramos una crónica sobre lo que nos había llamado la atención del foro y yo escribí una nota titulada “Terremoto”. Y yo que pensaba que de la rabia no podía salir nada bueno.
Publicar un comentario