lunes, 7 de septiembre de 2015

Caribe Nuestro n° 57


Este es uno de los temas que me apasiona. En República Dominicana una sentencia judicial del año 2013 robó de un plumazo la nacionalidad a más de 250.000 dominicanas y dominicanos. ¿La causa? Ellos tienen algún padre o abuelo haitiano sin documentos de identidad. ¡Bárbaro pero cierto!

Además la sentencia 168 aspira a ser retroactiva y aplicarse a todos los nacidos en República Dominicana desde el año 1929. En el fondo se trata de una campaña antihaitiana promovida por el dictador Rafael Leonidas Trujillo durante sus 31 años de tiranía, y continuada por Joaquín Balaguer.

En dos platos: es racismo puro y duro. No quieren a los haitianos porque son negros y pobres. Trujillo les metió en la cabeza a los dominicanos que son descendientes de españoles en el Caribe. Los africanos son los haitianos.

¡Siéntate!

Un pueblo mulato del Caribe discriminando a otro, porque "ellos son más oscuros que nosotros".



Esta campaña xenóbofa y racista contra los haitianos y sus descendientes la promueven sectores poderosos de República Dominicana. La prensa los llama neonacionalistas. Para mí son fascistas. Punto.

Solo en ese contexto tiene sentido una sentencia como la 168.

El fallo judicial fue tan escandaloso que levantó una ola de protestas y críticas dentro y fuera de República Dominicana. El Caricom paralizó el ingreso de esa nación al bloque. Venezuela tuvo que mediar para que Santo Domingo y Puerto Príncipe restablecieran relaciones diplomáticas.

Acá un ejemplo ilustrativo. Los fascistas dominicanos se fueron tan, pero tan a la extrema derecha, que un derechista como Mario Vargas Llosa acusó a la sentencia de copiar las leyes de la Alemania NAZI. Si un facho como Vargas Llosa dice que se te fue la mano, es porque dejaste a Joseph McCarthy, George Bush y Benjamín Netanyahu en pañales.


2
Dicho esto, desde la radio le he dado seguimiento a la sentencia y a la lucha de los desnacionalizados para recuperar su ciudadanía dominicana.

Lo nuevo en esta historia es que los fascistas dominicanos quieren parecerse a sus pares europeos y han comenzado a amenazar de muerte a un grupo de reconocidos periodistas. Les hablo de Huchi Lora, Amelia Deschamps, Juan Bolívar Díaz y Roberto Cavada. Los cuatro tienen una dilatada trayectoria profesional en los medios dominicanos. Forman parte de los rostros más conocidos de la televisión dominicana y además son articulistas en varios diarios de circulación nacional.


Desde el año 2014 estos cuatro periodistas están recibiendo amenazas de muerte por parte de grupos xenófobos, racistas y fascistas. ¿Saben por qué? Porque ellos han expresado su solidaridad con los hombres y mujeres dominicanos a quienes la sentencia 168 les robó su nacionalidad. 

Luego de escribirles a los cuatro por tuiter, facebook y correo, ellos acordaron que Juan Bolívar Díaz me diera la entrevista. Él es uno de los cuartobate del periodismo dominicano. Me sentí honrado de haber conversado con él y poder ayudarlos a difundir lo que está ocurriendo en esa nación caribeña.

A continuación puedes escuchar la entrevista completa.


Acá puedes escuchar la edición completa de Caribe Nuestro
Si trabajas en algún medio de comunicación, o tienes un blog, ayúdanos a denunciar esta sentencia racista y xenófoba, y además a los promotores del odio en República Dominicana. Cualquier apoyo será bienvenido.


Caribe Nuestro obtuvo una mención especial en Radio en el Premio Nacional de Periodismo del año 2014. Este programa se transmite por la Radio del Sur y Radio Comunitaria Kabudari en Venezuela, por Radio Nauta en Argentina, por Radio AMLO en México, por Radio Canelones y Radio La Gaviota en Uruguay, por "La Viglietti" en la web y por la Voz Exterior de Irán.

Si quieres recibir cada nueva edición de Caribe Nuestro en tu correo electrónico, suscríbete a nuestro canal de Ivoox
Publicar un comentario en la entrada