viernes, 16 de enero de 2009

El rebelde gallo palestino

Hay experiencias que te marcan para toda la vida. Momentos mágicos, y Walter Martínez en nuestro programa Dossier me ha regalado uno de esos.

Han sido días terribles, de dolor, indignación, impotencia, rabia al ver las imágenes de la devastación en la Franja de Gaza.

Muertes de civiles, ataques, destrucción, bombas de fósforo blanco, cadáveres de niños, niñas, mujeres y ancianos. El silencio cómplice de muchas naciones del mundo.

Son días en los que la desesperanza parece mayor, enorme, absoluta.

Pero justo cuando uno cree que ya todo está perdido, Walter pone imágenes de Gaza en vivo. Allá es de madrugada. Son las 4 y 30 am. Se oyen los aviones no tripulados, los helicópteros, una que otra explosión a lo lejos, y en eso… en la más absoluta desolación, frente a la impotencia de millones de seres humanos que vemos con indignación lo que ocurre en la Franja de Gaza, se escucha el canto de un gallo palestino que anuncia la llegada del alba. Un gallo que ha estado a lo largo de estas tres semanas. Cuando Walter ha puesto la señal en vivo desde Gaza, este gallo se escucha, canta, protesta.

El rebelde gallo palestino, lo bautizó Walter, y le creo. El rebelde gallo palestino no se calla, no se rinde, no claudica, no negocia, no se vende. Canta a pesar de las bombas, canta a pesar de la falta de alimentos y agua, canta a pesar del odio del invasor, canta a pesar de la tristeza de su pueblo.

Canta para recordarle al mundo que allí está, que no ha sido derrotado y no lo será. Canta para recibir el nuevo día. Canta con la esperanza de que éste sea mejor. Canta porque sabe que todo va a pasar. Todo pasa, lo malo y lo bueno. Todo pasa.

Canta el rebelde gallo palestino y me da esperanza. Esperanza en que no hay bombas ni armas que puedan derrotar la voluntad de un pequeño gallo, y tampoco la voluntad del pueblo palestino, invadido, asediado, cercado, olvidado.

No importa cuántas bombas lancen, el rebelde gallo palestino nunca callará porque su canto es lo único que no le pueden robar los asesinos.

Protesta el rebelde gallo palestino, grita, resiste, se burla del invasor, sueña, lucha, pregona, saluda al nuevo día, avisa, despierta, se rebela, imagina la paz, anuncia el alba, reclama, se subleva, resiste, nunca se calla, siempre pelea.

Canta el rebelde gallo palestino y me da esperanza.

Publicar un comentario en la entrada