jueves, 28 de junio de 2007

Este domingo Caracas se viste de arcoiris

El 1 de julio la ciudad celebra la diversidad sexual de sus habitantes. La comunidad gay, lésbica, bisexual y transgénero (GLBT) del país realizará por séptimo año consecutivo la caminata del Orgullo GLBT. La cita es en la salida de Parque del Este desde la 1 de la tarde y concluye con el evento en la Plaza Venezuela. Descubre lo que hay al final del arcoiris

Jorge González Durand
jgedurand@yahoo.com

El susto en el estómago estaba, pero era un susto diferente. La duda no era si debíamos o no asistir. La pregunta era cuántas personas finalmente marcharíamos por el bulevar de Sabana Grande aquel domingo 1 de julio de 2001.

Las expectativas de la mayoría de los organizadores no eran muy alentadoras. Muchos pensaban que no asistirían más de 30 personas. Algunos incluso, días antes, hablaron de suspender el evento, pero la ingenuidad, el optimismo, la valentía, el coraje o la irreverencia de algunos pudieron más que el temor de otros.

Desde muy temprano comenzaron a agruparse en la Plaza Brión. Estaban los periodistas con sus cámaras de televisión, había lesbianas, homosexuales, travestis con trajes de fantasía, transgéneros, madres de gays, amigos, heterosexuales solidarios, curiosos. Había de todo.

Llegaron más y más personas, algunos con banderas, otros con pancartas. Los dos grupos de samba comenzaron a tocar y finalmente la marcha arrancó. Era una caminata multicolor. Caracas celebraba por primera vez el Orgullo de la Diversidad Sexual, 32 años después del origen de esta fecha.

Al día siguiente la prensa reseñaba que más de mil personas caminaron por el bulevar de Sabana Grande. La actividad la organizó la Red GLBT de Venezuela, una organización que agrupaba a varias ONG’s que trabajaban por los derechos humanos de los homosexuales en el país.

El origen del orgullo GLBT se remonta a junio de 1969 en Nueva York. En el barrio gay de esa ciudad eran frecuentes las redadas de la policía a los locales para homosexuales. Ese verano hubo un allanamiento más al local de “Stonewall Inc”, ubicado en Greenwich Village, pero esta vez las cosas no serían tan tranquilas.

Comenzó una discusión, hubo forcejeos y en un punto empezó una rebelión que obligó a los policías a retirarse. Las crónicas recogen que la ciudad de Nueva York vivió cuatro días de disturbios entre policías y homosexuales por este incidente.

“Fue la primera protesta, revuelta gay de la historia –dice Fernández y Sciolla en “Mariquitas y Marimachos”–. Este hecho pasó a la historia como el comienzo del movimiento gay internacional y la fecha en que sucedió (28 de junio) se celebra en el mundo entero como el Día Internacional del orgullo gay y lésbico”.

Entre gustos y colores…
En el terreno de la diversidad sexual, el ciudadano de a pie tiene muchas nociones equivocadas sobre la materia. Para entender cómo “se come” eso de la diversidad sexual, hay que comprender dos conceptos claves: la orientación sexual y la identidad de género.

Como dice el refrán “entre gustos y colores, no han escrito los autores”, la orientación sexual es un asunto de preferencias, de “paladares”, de “sabores”, y en cuestión de gustos, cada persona tiene la última palabra. En “dos platos”, la orientación sexual responde a la pregunta ¿qué me gusta?

Si a alguien le “mueven el piso” las personas del sexo opuesto, es heterosexual; si se siente atraído por personas del mismo sexo es homosexual o lesbiana, y si puede sentirse atraído por hombres y mujeres por igual entonces es bisexual. Como la película cubana, a algunos les gusta la fresa y a otros el chocolate.

Trans-migraciones: la travesía de ser fiel a sí misma
En el centro del tema trans está la identidad de género que se basa en la pregunta ¿qué soy? o ¿cómo me siento? Más allá del sexo biológico, la identidad de género se refiere a la forma como el individuo se percibe a sí mismo, como hombre o como mujer. Si el sexo biológico y la identidad de género no coinciden, se piensa que la persona pudiera ser transgénero.

Bien lo decía la Agrado de Almodóvar, la famosa trans de la película Todo sobre mi madre: “una es más honesta cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma”, y de eso pueden dar fe las personas transgéneros, transexuales, transformistas y otras transmigraciones.

En el Centro Bianco brindan apoyo profesional para los individuos que pudieran ser transgéneros. Además, en el país existen varias ONG’s que trabajan en la inserción social de los transexuales. En el corazón de Catia, Rummie Quintero, con Divas de Venezuela, y Estrella Cerezo, con Transvenus, dirigen estas organizaciones fundadas en el 2004 que desarrollan un trabajo encomiable en el centro de esta populosa barriada de Caracas con la comunidad trans.

¿Está de moda ser gay?
Algunos pueden pensar que está de moda ser gay o tener a un amigo que lo sea. Pero si se piensa con detenimiento, afirmar que en los 90 estaba de moda ser gay es parecido a que digan que en los años 50 estaba de moda que los negros se creyeran personas dignas o que en los 70 estaba de moda que las mujeres pensaran.

“Imagínate tú –diría un ingenuo– está de moda que las mujeres opinen, voten, trabajen, vayan a la universidad y vivan. En dos platos, está de moda que las mujeres piensen, pero no te preocupes que es sólo una moda pasajera”.

Tal vez por analogía se entienda cuán ofensiva podría resultar esta afirmación. La realidad de los GLBT revela que no es una simple moda sino una deuda histórica del occidente judeocristiano.

En los años 50 fueron los negros; en los 70, las mujeres. En los 80 era el turno de la comunidad GLBT, pero la aparición del SIDA y su asociación como el cáncer gay cambiaron la opinión pública en torno a los homosexuales. Afortunadamente, atrás quedaron las falsas creencias sobre la enfermedad y ya se sabe que cualquiera puede infectarse sin importar el género o la preferencia sexual.

Esto ha ayudado a crear nuevamente un clima favorable para que se discutan las demandas y peticiones de los grupos GLBT en las sociedades democráticas. Por eso, España está en vías de aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Asimismo, la Asociación Americana de Psiquiatría sacó de su lista de enfermedades a la homosexualidad y en su lugar colocó a la homofobia como una patología caracterizada por el rechazo y odio a los homosexuales.

Demandas multicolores
¿Qué exigen los grupos GLBT? Piden que se les garantice el ejercicio de TODOS los derechos recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Derecho a la vida, al trabajo, a la salud, a la seguridad social, a la educación, a la libertad de pensamiento, a tener una familia, a la identidad, a la privacidad, al ocio, a poder reunirse en sitios públicos, a no ser perseguidos, a la defensa, etc.

Por ejemplo, en Caracas, un transgénero quiere que le garantice el derecho al trabajo, para no tener que prostituirse en la Avenida Libertador. En otros casos, una pareja de lesbianas de Caricuao quiere poder formar una familia con todos los beneficios que tiene una pareja heterosexual (herencias, pensiones por viudez, adopción).

Un adolescente gay de Bello Monte quiere que se le respete su derecho a la educación y no ser expulsado del liceo por reconocer públicamente su orientación sexual. Una transexual de La Bombilla quiere ser reconocida jurídicamente por su nueva identidad, un bisexual seropositivo de La Castellana quiere que se le garantice su derecho a la salud. Ni más ni menos.
Publicar un comentario en la entrada