lunes, 29 de enero de 2007

Crónicas de un...

Crónicas de un novato
Historias de un aprendiz de periodista

Llevo meses con un cosquilleo en mi estómago, algo que ha ido creciendo y que se materializó en una idea: necesito escribir, quiero escribir. Los fines de semana, por ejemplo, cuando estoy descansando, tengo unas ganas enormes de sentarme frente a la computadora o agarrar mi cuaderno y escribir, escribirsiempre, escribirdetodo, escribirinhalar, escribirexhalar, como si fuera una necesidad vital.

Además esta idea se concreta en una frase “quiero ganarme la vida escribiendo”, que no es lo mismo a “quiero ser escritor”. Aunque a primera vista resulte similar, la primera idea parte de una visión pragmática del oficio y de mi vida. No sé si quiero ser escritor, mucho menos si quiero dedicarme a esto toda la vida, tampoco sé si esa palabra logre definirme en algún momento. Lo único que sé es que me gustaría conseguir un empleo que me permita escribir. Punto.

Pero para dar salida a todas las cosas que me dan vuelta en la cabeza, decidí crear mi propio blog. ¿Por qué escribo? No escribo para cambiar el mundo, ni para transformar la vida de los demás, tampoco deseo tratar con frecuencia temas relevantes. Escribo por una necesidad visceral, que nace de mi estómago, mi corazón, mi cabeza, mis genitales, mis piernas, mis manos. Escribo para desahogarme, para descansar, para hacer terapia, catarsis, escribo porque es una de las formas de expresarme que mejor me ha funcionado hasta la fecha.

¿Sobre qué voy a escribir? En este blog publicaré algunos trabajos periodísticos personales, crónicas, noticias, reportajes, entrevistas. Es básicamente una vitrina de mi trabajo como periodista.

Además de este blog, hay otro con investigaciones sobre diversidad sexual en el país y por último una bitácora personal. Espero que su lectura sea agradable, productiva y enriquecedora.

Jorge González
Periodista
jgedurand@gmail.com
Publicar un comentario en la entrada